Main menu

trabajar dislexiaLa dislexia es un trastorno específico de la lectura que afecta a la correcta comprensión de los textos leídos; de ahí que sea importante detectarlo a edades tempranas, así como que el alumnado realice ejercicios específicos tanto en el aula como en casa. A continuación, os ofrecemos una selección de diferentes propuestas: en ellas hemos incluido páginas web con actividades, juegos para dispositivos móviles, consejos, técnicas a aplicar…

1. Una asociación: Dislexia y Familia. La asociación de Dislexia y Familia (Disfam) cuenta con esta completísima web llena de información de calidad y recursos varios. A destacar su videoteca, una sección llena de entrevistas en televisión y extractos de películas, así como su página de documentos con todos los protocolos de identificación precoz así como los de actuación y corrección de la dislexia en cada etapa escolar, pues la dislexia es un problema menor que se corrige pero que a medida que crece el niño se puede hacer muy grande, especialmente en lo que respecta a las dificultades de aprendizaje durante la etapa infantil y adulta y también por las consecuencias emocionales que este trastorno conlleva. Araceli Salas, una de las coordinadoras, ha escrito un cuento para explicar el proceso llamado ‘Hugo tiene dislexia‘.

2. Una herramienta online: Disanedu. Santiago Campo, Diego Guerrero y Santiago Ortiz han desarrollado esta aplicación interactiva para mejorar la competencia lectora. A través de su microsite se trabaja la velocidad lectora que también puede utilizarse para la comprensión de textos y para perfeccionar la lectura palabra por palabra. Se pueden modificar todos los textos para adaptarlos a cualquier necesidad e incluso a cualquier idioma. Funciona como un programa de adiestramiento: si un atleta mejora gracias al entrenamiento físico adecuado, el cerebro también puede. Un ejercicio preciso y sistemático de la lectura mejora sustancialmente la velocidad, la comprensión lectora y la ortografía, pudiendo llegar a obtener marcas de lectura rápida superiores a las mil palabras por minuto, siempre que se mantenga la constancia. Los autores recomiendan tres sesiones diarias de tres minutos cada una. Se dispone de guía y videotutoriales.

3. Una app: Lixta. Una app española desarrollada por Encódigo (Bilbao) en 2014 para facilitar la memorización de vocabulario o corregir las faltas de ortografía frecuentes. En un principio, se pensó en los entornos de aprendizaje de idiomas, pero ya hay gente que la usa también para corregir la dislexia. Lixta crea cuatro actividades interactivas para memorizar sin esfuerzo. Basta con escribir todas las palabras que se necesite, Lixta las agrupará para trabajarlas de diez en diez. Con la función Descargas los usuarios pueden acceder a una base de ‘lixtados’ con trabajos ya preparados por otros usuarios. El menú de búsqueda permite filtrar los lixtados por: idioma de origen, idioma destino, tipo, título o palabras clave (etiquetas). Antes de descargarla, se puede consultar su contenido y decidir si es lo que se necesita. Facilita enormemente el aprendizaje, ya que se aprende tocando a través de actividades interactivas. Lixta se encuentra en varios idiomas: español, euskera, catalán, inglés, francés, alemán e italiano. Disponible en Android y también en iOS, cuesta 2,99 euros la descarga.

4. Una consejería: Junta de Andalucía. La consejería autonómica de Educación tiene un apartado especial para tratar los asuntos derivados de las diversas dificultades para el aprendizaje que pueden aparecer en algunos alumnos y para ello ofrece apoyo al profesorado a distintos niveles, especialmente con guías descargables. De las diferentes NEAE (necesidades específicas de apoyo educativo), la dislexia es de las más comunes, llegando a afectar al 10% de los alumnos. También puede presentar especificidades como disgrafía, disortografía o discalculia, pero con un seguimiento adecuado tanto en casa como en la escuela se soluciona en un alto porcentaje de los casos.

5. Un colegio: BrotMadrid. Este centro concertado es un proyecto educativo innovador de la Fundación Aprender con una metodología válida para todos y adecuada para atender las Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEAs): dislexia, discalculia y déficit de atención, entre otras, de forma que ayude a este tipo de alumnado a desarrollarse plenamente y evite el fracaso escolar. “El propósito es llegar a los contenidos curriculares marcados pero por otro camino. No modificamos los conocimientos sino la manera de llegar a ellos”, señalan, siguiendo la metodología de Decroly. Para ello es necesario despertar y mantener el gusto por aprender por sí mismo en el alumno, así como tener profesores entrenados y motivados. “El colegio debe ser un lugar donde querer estar y querer quedarse, y los alumnos puedan llegar hasta donde quieran, no hasta donde el sistema se lo permita”.

6. Omisión de sílabas: este enlace, disponible en el site Orientación Andújar, propone diferentes fichas para trabajar la lectoescritura. Estas fichas integran elementos de la vida cotidiana (una escalera, un teléfono, una calculadora…) que los alumnos tienen que identificar y escribir. Asimismo, deben dividir la palabra en sílabas; otra de las tareas consiste en crear términos nuevos a los que tienen que asignar una definición inventada.

7. Nivel lector: incorpora técnicas que permiten trabajar la fluidez en la lectura (precisión y velocidad). Para ello, el punto de partida es utilizar por separado grupos de sílabas a partir de los cuales elaborar construcciones más complejas. Como complemento a este link, al que se accede a través del portal ladislexia.net, también encontramos ejercicios enfocados a la prosodia, útiles a la hora de que los estudiantes mejoren su fluidez y su comprensión lectora. Por otro lado, en este mismo portal disponemos de 12 fichas descargables para el primer ciclo de Educación Primaria

8. Lectura y escritura para niños disléxicos: las indicaciones y los comentarios que los profesores (y también las familias) tienen a su disposición se basan en el método sintético. Como ejemplo, la página incluye actividades para el aprendizaje-afianzamiento de la letra D, aunque se pueden tomar como ejemplo para aplicarlas al resto del abecedario. Se trabaja la discriminación auditiva de los fonemas, juegos mentales con palabras que pueden ser verdaderas o inventadas, identificación visual de grafemas…

9. Fichas y materiales para la dislexia: el blog Asómate a mi mundo más allá de las palabras brinda un amplio abanico de fichas, ejercicios y materiales que su autora, Irene Ocaña, ha recopilado a través de Picasa.

10. La magia de las palabras: los niños escuchan el sonido de las letras, las palabras y las oraciones que escriben en la pantalla del iPad. Recopila 215 pruebas de ortografía aunque es posible integrar también las que desarrolle el docente. Cuesta 2,69 euros.

11. Las letras y yo, un cuento sobre la dislexia: disponible para los sistemas operativos iOS y Android (cuesta 1,99 euros), este relato pertenece a la editorial digital especializada en dificultades del aprendizaje Sandia Publishing. Sus ilustraciones explican que es la dislexia a través de los sentimientos de una niña. Incorpora también orientaciones para los profesores y los padres, así como audio que facilita la lectura por parte de los más pequeños.

12. Juegos de aprendizaje para disléxicos: este enlace propone a los docentes y las familias varios juegos para trabajar la dislexia. Este es el caso de ‘Tiempo de rimas’, con el que el alumnado realiza rimas utilizando un listado de palabras o ‘¿Cuántos sonidos?’ con el que los sonidos se aíslan en palabras.

13. Blog de recursos educativos:  combina la teoría con diferentes materiales prácticos enfocados a la dislexia; entre las actividades propuestas destaca Katamotz, un programa que permite ajustar la velocidad de lectura y el tamaño y color de las letras.

14. Dyseggxia: aplicación gratuita para teléfonos móviles iOS y Android que, a través de varios juegos, ayuda a que los estudiantes superen sus dificultades al escribir y leer. Dyseggxia se divide en tres niveles de dificultad (fácil, medio y difícil) y cada uno de ellos propone distintas actividades: separación de palabras, inserción de letras en palabras que deben completarse, ejercicios en los que se muestra una palabra con una letra errónea que hay que sustituir por la correcta de entre varias opciones…

15. Técnicas de lectura para niños con dislexia: especialmente útil para que los padres apliquen algunas de las técnicas de lectura utilizadas para trabajar la dislexia. Éstas son: lectura deletreada, pasar-pasar-deletrear (el objetivo es entrenar el movimiento de los ojos de izquierda a derecha y el reconocimiento de las palabras) y puntuación con imagen, para comprender los textos que se leen.

16. Katamotz Ejercicios: se trata de un programa que ha sido creado para trabajar este trastorno de la lectura y otras dificultades de adquisición de lectura y escritura. Katamotz Ejercicios contiene numerosos materiales de apoyo, con actividades en las que se utilizan textos, imágenes, voces y sonidos. También recurre al juego y es posible elegir los grafemas que van a trabajarse como letras y palabras trabadas e inversas.

17. PTYAL, actividades para trabajar la dislexia: sus contenidos están divididos en tres grandes bloques. El primero se centra en ejercicios de conciencia silábica (para trabajar la segmentación silábica, omisión y sustitución de sílabas, identificar la sílaba que se repite en dos palabras distintas…); el segundo en la conciencia fonémica (dictados de sonido, identificar que sonido se repite, actividades de discriminación auditiva de sonidos…); y el tercero en la conciencia léxica (contar mentalmente las palabras de una frase, separar frases escritas en palabras, omitir una determinada palabra de una oración…). Como complemento se sugieren actividades con rimas, deletreo o discriminación visual de símbolos y grafemas.

18. adapro: disponible en español, portugués e inglés, adapro es un procesador de texto gratuito pensado para las personas con dificultades de aprendizaje como autismo o dislexia. La herramienta es completamente configurable.

19. El muro: en el juego El muro hay que ordenar las letras que aparecen en pantalla para formar palabras. Así, se consigue trabajar la conciencia fonológica de manera lúdica.

20. Cuadernillo de trabajo, mejora la lectoescritura y la dislexia: Escrito por Raúl Álvarez Alejo, propone distintos actividades que resultarán de interés para el alumnado.

Fuente: http://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/ejercicios-para-trabajar-dislexia-aula-y-casa/15797.html

Academia Selectividad Sevilla

Diseño web Sevilla